Karla PA

Se acerca el 2015 y cuál es tu plan de acción? Creo yo que cada una como madre, queremos mejorar y alcanzar nuevas metas que nos llevan más de los logros del 2014.

Yo quiero hablarte de algo más allá que las metas y resoluciones, quiero hablarte de cumplir tu misión en la vida, cumplir el propósito de tu  existir.

Los pasos en tu destino no tienen que ser como las olas del mar que van y vienen de acuerdo al viento que sopla. Tus pisadas deben ir con paso firme hacia una dirección concisa y tu paso debe ir dejando una huella positiva en la vida de los demás.

En la biblia encontramos la descripción de una persona común y corriente, que escuchó a DIOS, y esto cambió radicalmente el curso de su destino.

Este hombre era de la tribu más pequeña de Israel y dentro de la tribu era de la familia más pequeña. Podría decirse que era una persona insignificante para muchos. Nadie pensaba que el sería algo especial y su nombre era Sául.

Pero observa el plan que Dios tenia para este hombre común y corriente. Samuel le dice a Sául lo siguiente departe de Dios: “En ese momento el Espíritu del Señor vendrá poderosamente sobre ti y profetizarás con ellos. Serás transformado en una persona diferente. Después de que sucedan estas señales, haz lo que deba hacerse, porque Dios está contigo.” I Samuel 10:6

Saúl hizo exactamente lo que el profeta Samuel le dijo que hiciera y vemos en el versículo I Samuel 10:6  lo siguiente, “Dios le dio un nuevo corazón, y todas las señales de Samuel se cumplieron en ese día.”

Dios le dio a Saúl un nuevo corazón para una misión muy importante. Sin este cambio Saul no podía lograr su destino. Saúl fue transformado para convertirse en el primer gran rey de Israel. Saúl no se lo esperaba y ni se imaginaba el grandioso plan que Dios tenía para el. Pero escuchó y obedeció.

Estoy segura que si Saúl no escucha las indicaciones que Dios le dio a través de  Samuel, nunca hubiera llegado a ser el gran Rey de Israel. ¿Serás tu como Saúl, escucharas la voz de Dios para que él pueda realizar en ti el plan que tiene preparado para ti?

Solo cuando escuchas la voz de Dios, tu vida puede realmente cambiar y ser radicalmente transformada. Solo cuando lo escuchas puedes verdaderamente lograr la misión que está destinada para ti.

Tú tienes una misión importante no dejes de cumplirla.

«Cuando oigan hoy su voz,
    no endurezcan el corazón (Hebreos 3:7,8)

Madre, te reto a que recibas el 2015 con un nuevo corazón para que logres tu misión .