Child.

Yo no sé nada de joyas, como las clasifican y por qué son del alto precio. Pero si se que son bellas, resplandecientes y para algunos un símbolo de estatus. Ellas también son partes de la creación puesto que en su mayoría son minerales y algunas, como la perla, surgen de un ser viviente.

En muchas diferentes culturas a través de los milenios, la mujer y las niñas se adornan con joyas de colores. Cuelgan las joyas de sus cuellos, la frente, sus cinturas o las colocan en sus dedos, brazos o piernas. Y pienso, Dios nos creo a su imagen y semejanza (Génesis 1:26).

Somos su obra maestra, por tal motivo si somos hijas del Rey de reyes, nuestro atuendo espiritual debe denotar que le pertenecemos.

Si nos detenemos a leer la palabra y buscar que dice Dios al respecto nos daríamos cuenta que se deleita en que nos veamos bellas y radiantes. Dios ordeno en Éxodo 3:21" Y yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, y sucederá que cuando saliereis, no saldréis con las manos vacías; 22 sino que demandará cada mujer a su vecina y a su huésped joyas de plata, joyas de oro, y vestiduras, las cuales pondréis sobre vuestros hijos y vuestras hijas, y despojaréis a Egipto." Dios les estaba bendiciendo. Pero también vemos algo más significativo, en Proverbios 25:12 "

Como pendiente de oro y adorno de oro fino es el sabio que reprende al oído atento." Para Dios los aretes eran un símbolo de embellecimiento de su pueblo para unos oídos que ahora oían, y el hecho de perforarse la oreja ya el lo había ordenado en Deuteronomio 15:16-17 y Éxodo 21:5-6 como símbolo para los siervos que por libre voluntad querían sujetarse para siempre a su amo por que lo amaban por encima de todo aun de su propia familia y eran llevados a la puerta, que simboliza a Cristo o al poste que simboliza el lugar donde fue aplicada la sangre, todo como señal de entrega total a su amo para siempre y por amor.

Oídos atentos a la palabra sabia, llevando nuestro ser a la presencia de Dios, en el nombre de Cristo porque le amamos sobre todas las cosas, aun de nuestra propia familia. El es nuestro CEO, nuestro guía, nuestro consolador y nuestro defensor.

Como un buen padre que piensa en su hija desde antes de presentarla al novio, ha provisto joyas y vestiduras preciosas. Da consejos sabios esperando que caigan en oídos atentos. Y la lleva ante el novio pero no la empuja. Cuando el novio la ve, resalta en ella la joya escondida: decoro (honestidad), vergüenza (tenerse respeto), modestia (virtud que modera nuestros actos y pensamientos, impidiéndonos creernos más de lo que somos, no presumirá de sus virtudes o sus logros ante los demás, sino que se contendrá dentro de los límites de su estado o condición, y se comportará de acuerdo a ciertas conveniencias sociales y personales, regula sentimientos) esto lo vemos en 1 Timoteo 2:9-11 donde describe los adornos del atuendo que son las caracteristicas espirituales. Nuestra joya escondida es el adorno a nuestro cuerpo visible por nuestro Padre. ¿La sacamos a la luz o la dejamos guardada?

¡Ayúdanos a descubrir nuestras joyas escondidas!

Anuncios