River in a delightful autumn forestSegún el diccionario, concepción significa: el acto de concebir; comienzo de embarazo, una noción; idea; algo que es concebido; crear; comenzar; un diseño; plan; un boceto de algo que no existe. Podemos concebir ideas, estrategias, modelos cibernéticos o espaciales, humanos. ¿Acaso somos dios? En el mundo que vivimos, la cultura y la sociedad nos hace creer que todo lo logramos exclusivamente por nuestro propio esfuerzo. Una estrategia astuta del enemigo.

Pero, ¿qué dice Dios? Bueno, si nos remontamos al principio, dice en Génesis 1:1 “Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra”. ¿De quién proviene el principio de la concepción? Si El es el creador de todo lo que existe, fue quien creó algo de la nada. Ese algo es tan inmenso, ordenado y complejo que no podemos entender todavía lo extenso, profundo y extraordinario de ello. Si el creador concibió la creación, dedico cada día para cada una de las fases en preparación para la concepción del hombre, entonces ¡ES NUESTRO CREADOR, Nuestro PADRE! Como padre tiene todo derecho legal sobre nosotros, ¡no importa si tenemos 5 años o 50 años! Desde antes de la creación, Dios ha querido que le hablemos, que le conozcamos íntimamente para revelarnos y derramar su bendición, su propósito y favor en nuestras vidas. Pero el envidioso de Dios se encarga de distraernos pues “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir” (Juan 10:10). Es por eso que dentro de su plan perfecto, Dios nos otorga dos cosas extraordinarias, una pienso yo es un regalo, lo otro una persona que siente, piensa y camina con nosotros. Lo primero es el Libre Albedrio y lo segundo pero más importante, Jesús. Dice la segunda parte de Juan 10:10 “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

Por más que tratemos de pensar que la idea de concebir nos da el poder de control sobre nuestra vida, la de nuestros seres queridos, encontraremos que hemos herido, odiado, ofendido sin querer. Y recibiremos en nuestra vida lo que nuestra boca ha declarado. Mira lo que dice Dios en Proverbios 23, “15Hijo mío, si en tu corazón eres sabio, eso alegrará también mi corazón. 16En mi interior sentiré gran alegría cuando con tus labios digas lo que es justo. 17No abrigues en ti envidia por los pecadores, sino manténte siempre en el temor del Señor. 18Lo cierto es que hay un futuro, y tu esperanza no se verá frustrada. 19Hijo mío, escúchame y adquiere sabiduría. Deja que tu corazón enderece el rumbo”.

 

Si somos madres, ya sea biologica, por adopcion o porque decidimos salvar la vida a una mascota entendemos lo que significa el amor incondicional.  Podemos ser mordidas emocionalmente o fisicamente. ¿Como reaccionar? ¿Con rabia y resentimiento? ¡Con la armadura de Dios! “11Revístanse de toda la armadura de Dios, para que puedan hacer frente a las asechanzas del diablo. 12La batalla que libramos no es contra gente de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los que gobiernan las tinieblas de este mundo, ¡contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes! 13Por lo tanto, echen mano de toda la armadura de Dios para que, cuando llegue el día malo, puedan resistir hasta el fin y permanecer firmes.” (Efesios 6:11-13)

¡Firmes, seguras y fieles!

 

 

Anuncios