Muchas veces encasillamos a Dios a nuestra manera.

Nos acostumbramos a EL, y lo limitamos de acuerdo a nuestras preferencias.  Creemos que si no nos responde conforme a nuestra percepción de lo que es éxito o felicidad entonces Dios fallo.

Pero la mayoría del tiempo Dios trata con nuestras vidas en forma única y hasta es impredecible.  Cada instante EL está moldeando nuestro carácter y por tanto nos da las cosas de acuerdo a su buen propósito para nuestras vidas y en su perfecto tiempo.

Observa como Dios trató con Abraham.  «Deja tu patria y a tus parientes y a la familia de tu padre, y vete a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una gran nación; te bendeciré y te haré famoso, y serás una bendición para otros. ” Gen 12:1-2

¡Dios le prometió una tierra, una nación!, Pero en el momento que le dijo que dejara atrás todo, no le dijo a donde sería su tierra, solo le dijo “sal”. Lo admirable de Abraham es que obedeció sin hacer preguntas. Dejo su comunidad, su tierra, su gente y no miro atrás.

Abraham obedeció sin cuestionar nada, por una sola razón. Abraham conocía a DIOS y sabía que DIOS era bueno y fiel. Por tanto, el sabía que todas las promesas que provienen de DIOS son buenas y se cumplen.

Sabemos muy bien que la promesa de DIOS hacia Abraham se cumplió.  Abraham llego hacer el padre de la gran nación de Israel y el padre de la fe.

La bendición que recibió por no haber cuestionado el plan de DIOS impacto el mundo.  Así que cuando las cosas no te están saliendo a tu manera, no pienses que DIOS te ha abandonado o que su poder no es para ti. Te aseguro que el plan de DIOS para tu vida es mejor de lo que tú te puedes planear para ti mismo. DIOS no tiene límites así que no lo encasilles a tu parecer.

Conócelo como Abraham lo hizo, conoce el carácter de DIOS de una manera profunda y sincera, solo así no cuestionaras el camino que estás pasando, y sabrás que DIOS es bueno y fiel.

Las promesas que DIOS tiene para tu vida se cumplen siempre.

Ahora camina con paso firme hacia adelante sin ver atrás, déjalo que te sorprenda.

Prepárate a recibir tu tierra prometida.

Anuncios