Como mencionamos anteriormente, somos como el “sobreviviente designado” desde que Jesús ascendió al Padre y le aceptamos en nuestro corazón como Señor y Salvador. Según en Mateo 10, conocemos mejor nuestra misión y las consecuencias de cumplirla como el “designado o ungido” a continuarla en un tiempo como este.

Ahora nos toca conocer quien está contra nosotras, quien a favor y cuál es la recompensa. Dios me ha permitido parafrasear el texto, sin perder el mensaje. He dejado fuera las palabras de juicio sobre los que niegan a Jesús porque ese juicio le corresponde a Dios, no a nosotras.

A quien temer: Discípulo – Nosotras mismas cuando nos comparamos a otros creyentes o menospreciamos a los que no conocen a Jesús como nosotras. No te vanaglories ni enseñorees sino imita a tu Maestro y Señor (v24-25a) pues el carácter de Jesús es tierno, humilde, compasivo, amoroso, firme, fiel, justo. El Hombre – No temas al hombre porque todo lo encubierto será manifestado, todo lo oculto revelado (v26). Tememos a otro humano en aparente posición de poder, por lo que puede hacernos, sin darnos cuenta que no nos corresponde juzgar a otros ni tomar venganza, sino a Dios. ¡Dios es siempre fiel a sus hijos y todo lo escondido saldrá a la luz! Las Catástrofes – No temas al que mata el cuerpo porque el alma no puede matar, PERO teme al que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (v28). Tememos la muerte de la manera que venga, por accidente, enfermedad, catástrofes o por otro hombre. El asunto es que en Cristo tendremos vida eterna. Él lo mostro al resucitar, ya pago el precio por nuestros pecados; nuestra alma y espíritu estará a su lado. Cuidado de quien te engañe en esto, ese puede destruir tu alma para la eternidad. Finalmente, el versículo 27 expresa que lo que te dice DIOS en la intimidad, DECLARALO; lo que escuchas al oído, PROCLAMALO desde las azoteas para que otros sepan, oigan y crean. Temor a Dios no es miedo a Dios sino reverencia, adoración por su amor ágape. Cuando él nos revela algo en la intimidad y oracion, decláralo.  Se obediente, proclama, comparte con otros lo que Él ha hecho en tu vida (nota que este versículo esta entre el que habla del hombre y el que yo titulé las catástrofes).

Quien te defenderá: Dios te conoce. Dios está en control. Eres de Gran Valor para Dios. Si confiesas creer en Jesús delante de hombres, Jesús le confesara delante de Dios (v32). ¡El TODOPODEROSO nos defiende! Queda claro que Dios ama a sus hijos, así como ama a Jesús pues somos co-herederas. Dios Creador del universo, la tierra, la humanidad desea que le amemos como a un padre. Nos conoce desde antes de nacer, somos su obra maestra. Creer en Jesús activa al Espíritu Santo depositado en nosotros, podemos tener una comunicación directa con el Padre en el nombre de Jesús. A Él podemos pedir los dones y ponerlos a trabajar junto a nuestros talentos para la misión.

Recompensa: (Esta parte me tomo por sorpresa por lo profundo y el efecto domino en otras personas). El que presta oídos para oírte hablar, recibe a Jesús y a Dios (v40); esto es para la eternidad. El que recibe a un profeta (profeta es una persona llamada y calificada en forma sobrenatural como portavoz de Dios), recibe recompensa de profeta o sea profecía de Dios para tu vida (v41). El que recibe al justo recibe recompensa de justo (paz, sabiduría, gozo, integridad) v41. El que da, aunque sea un vaso de agua a uno de los discípulos, no perderá su recompensa (v42)

Que nuestra alma y espíritu rebocen de gozo, amor, paz y alegría por la misión que tenemos delante. Tenemos un Padre amoroso, fiel, paciente y justo… ¡nunca lo dudes!

Portrait of a businesswoman. Bright background

Anuncios