Free-Pictures-Of-Praying-Hands

English

Sabes que amiga, muchas veces yo también inunde mi almohada de lágrimas. Después de terminar mi ocupado día, llegaba la noche y me encontraba en mi cuarto sola con mis pensamientos. Anhelaba el consejo de mi padre o el apoyo de mi esposo.

No sé cuántas veces has llorado tu amiga, pero te aseguro que Dios ha visto tus lágrimas como vio las mías.  Pero fíjate que aun grandes hombres de Dios como el rey David lloraron amargamente.  En este versículo David dice:

“Estoy agotado de tanto llorar;  toda la noche inundo mi cama con llanto, la empapo con mis lágrimas.” Salmos 6:6

¿Pero entonces que hacían los grandes hombres de Dios cuando desfallecían? Mira lo que hacía Daniel:

»Oh Dios mío, inclínate y escúchame. Abre tus ojos y mira nuestra desesperación. Mira cómo tu ciudad —la ciudad que lleva tu nombre— está en ruinas. Esto rogamos, no porque merezcamos tu ayuda, sino debido a tu misericordia”  Daniel 9: 18

! Ellos oraban! Simple y sencillamente con corazón humilde y sincero buscaban a Dios.    No siempre nosotras buscamos a Dios con un corazón transparente. Muchas veces lo hacemos de manera superficial o tal vez ni lo buscamos, sino que seguimos en el mismo círculo vicioso, haciendo nuestra propia voluntad. Y seguimos llorando en silencio.

Ahora amiga mira bien lo que Dios hace cuando lo buscas de todo corazón.

1Entonces dijo: «No tengas miedo, Daniel. Desde el primer día que comenzaste a orar para recibir entendimiento y a humillarte delante de tu Dios, tu petición fue escuchada en el cielo. He venido en respuesta a tu oración;” Daniel 10:12

Amiga,  hoy  mismo es el día que tú  también oras con corazón humilde y sincero. Y así  como Dios respondió a Daniel lo hará contigo. Te escuchará y vendrá respuesta a tu oración. Lo sé yo, porque El secó mis lágrimas y respondió a mi oración.

 No Hay Nada Imposible Para Dios- ¡Recuerda quien es EL y mira este video!

Anuncios