hand_reaching_outEnglish 

Muchas veces en la vida desafortunadamente  la religión nos hace creer que el cristianismo es una serie de reglas y no lo que es realmente, una relación personal con tu Salvador, punto. Entonces inconscientemente o conscientemente no nos acercamos a Dios porque  que de una forma u otra hemos creído que no somos dignas. Piensas “yo cometo tantos errores, como podré ir a la iglesia o como podré yo ser cristiana de verdad”.

¡Amiga te tengo una buena noticia!  Dios no busca la perfección en nosotras para recibirnos. El conoce muy bien nuestras debilidades. No le asusta nuestro pasado o nuestras debilidades. El todo lo sabe y no hay nada que lo pueda hacer no amarte, absolutamente nada.

¡Mira lo que dice su palabra!

15 Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo él nunca pecó. 16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos. Hebreos 4:15-16

Amiga el único perfecto es EL así que no pongas ese requisito en ti para poder venir a EL. Pero lo hermoso es que aun siendo perfecto, es un Dios que te comprende.

Jesús vino a la tierra como un humano común y corriente. Vivió una vida normal y  pasó nuestras pruebas. Sintió tristeza, decepción,  dolor y aun lloró, pero El no solo sufrió sino que venció.

Así que amiga, acércate confiadamente al que te comprende, recibe su misericordia, su consuelo, su fuerza, su restauración y su gracia. Recibe la ayuda que tanto necesitas.  ¡Él te puede ayudar hoy!

¡Recuerda JESUS venció la muerte! Así que por supuesto puede ayudarte a vencer en tu prueba también.

 

Anuncios