orar-por-pecadores

 

Muchas veces no sabemos cómo pedirle a Dios con fe.  Jesús nos muestra en forma sencilla, en el libro de Lucas, como un hombre humilde le pidió con fe.

Había un ciego que clamaba a gritos por la atención de Jesús, ya que había una multitud de personas alrededor de Jesús, y era dificil llegar a EL.

 

Pero Jesús se percata de su clamor aun en medio de todas las voces, porque el siempre identifica a un corazón sincero.

Y a continuación lo que sucedió.

41 —¿Qué quieres que haga por ti?

—Señor, quiero ver.

42 —¡Recibe la vista! —le dijo Jesús—. Tu fe te ha *sanado.

43 Al instante recobró la vista. Lucas 1:41-43

Jesús obviamente sabía lo que le pasaba a este hombre, pero aun así le hace la pregunta. “que quieres que haga por ti?”  Al plantear esta pregunta clave,  le da la oportunidad al ciego  a que defina quien es Jesús para el.

La respuesta del ciego,  —”Señor, quiero ver”  fue definitivamente lo que desencadenó la acción de Jesús. Esta respuesta, claramente identifica quien es JESÚS para este hombre. El ciego sabe de todo corazón que se encuentra ante el TODO PODEROSO,  que tiene la autoridad de sanarlo.

Le hago la misma pregunta a tu corazón. ¿ Tú sabes quien realmente es JESUS? ¿Tienes claro que Jesús tiene PODER para manifestarse en tu vida? 

Mira ahora la respuesta de JESUS, ¡Recibe la vista! —le dijo Jesús—. Tu fe te ha *sanado.

Para mi lo maravilloso es ver que fue la FE del CIEGO que activo el poder de JESÚS! No fue la fe de JESÚS, fue la fe de un hombre común y corriente (como tú o como yo) que activó el grandioso poder de JESÚS.

Oremos:  Señor como la fe de este hombre, sea la fe en nosotras, para que el poder de Jesús se active en nuestras vidas.

Anuncios