miafamilia

 Entrevista con: Mia Buitrago

Cuando viniste a los Estados Unidos que hacías?

Estaba trabajando para el Gobierno Colombiano en uno de los Ministerios, como Ingeniera de sistema, trabajaba junto con otros profesionales en un proyecto que permitía llevarles educación de calidad a niños de escuelas rurales o sea alejadas de las grandes ciudades.

Como era tu vida en tu pais?

Me había separado del padre de mis hijos varios años atrás, así que era como cualquier otra mujer ejecutiva y profesional. De Lunes a Viernes trabajaba en el Ministerio, una o dos veces al mes viajaba por cuestiones de trabajo a diferentes estados dentro de Colombia, los fines de semana siempre compartía con mis hijos, salíamos a comer fuera de la ciudad, en vacaciones o festivos viajabamos, de vez en cuando compartía en reunions con compañeros de trabajo o estudio. En Colombia hice mi Carrera de Ingeniería de Sistemas y una Especializacion en Ingeniería de Software.

Como cambio tu vida al venir a los Estados Unidos?Mujeres trabajando3

Después de más de 4 años sin relación sentimental alguna, conocí por intermedio de una amiga a un ciudadano americano con el que me casé luego de una relación sentimental. Inicialmente pensé que empezaría una nueva vida feliz junto con mi esposo y el menor de mis hijos, estaba muy feliz, muchas cosas eran nuevas y diferentes a lo que estaba acostumbrada, estaba poniendo todo de mi parte.

El idioma, el clima y una sociedad diferente, eran como un reto que poco a poco empezaba a experimentar.

En mi búsqueda por involucrarme en la sociedad conocí una columnista de un periódico local, la cual me dio una “Guía del inmigrante” muy útil y oportuna, empecé a estudiar inglés. Finalmente encontré un lugar para que mi hijo continuara con los entrenamientos de Fútbol, en fin mi nueva vida en un país extraño apenas comenzaba.

Cuando empezó el abuso que hacías?

Poco tiempo después, solo meses. Creo que me ayudaron a identificar el abuso; varias situaciones en la relación se empezaban a reflejar pero yo no identificaba eso como abuso ya que para mí en ese momento no eran cosas graves, por fortuna nunca perdí el contacto telefónico ni con la columnista del periódico ni con un compañero de estudio quien era el único conocido que tenía en los Estados Unidos. Siempre estaban ahí, les contaba lo que pasaba y me decían “eso no es normal” hasta que se despertó una alerta en mí. Esta alerta me llevo a descubrir que mi esposo se había casado varias veces anteriormente y que tenía antecedentes graves en la policía por violencia doméstica. Siguio abusandome y el miedo se apoderó de mí, así que decidí huir por la seguridad de mi hijo y la mía antes que fuera tarde.

Como lograste salir de esa situación? La columnista me informó donde contactarme con entidades de violencia doméstica locales, luego con la línea nacional 1-800-799-7233, allí me indicaron que hacer y a donde ir, me ayudaron en todo momento y en todo lugar ya que nosotros vivíamos en AR y tuvimos que movernos a otro estado por nuestra seguridad.

Que le aconsejas a mujeres que están sufriendo en esta situación?Nunca bajen la guardia, jamás permitan que las maltraten de ninguna manera por más simple que parezca, el abuso verbal y psicológico puede ser peor que el maltrato físico. Nunca pierdan el contacto con amigos o familiares, pueden tener una visión diferente a la tuya.  Siempre, siempre hay otra salida.

Si se encuentran en situación de peligro contacten de inmediato con autoridades locales, NO TEMAN.

Crees que hay esperanza?  Por supuesto, Dios mostró su grandeza conmigo y mi hijo poniendo en nuestro camino ángeles que nos ayudaron y nos protegieron.

Mujeres trabajando2Mia, Cuéntame que haces hoy en día?  Hoy gracias a la ley VAWA, especial para mujeres que han sufrido algún tipo de violencia doméstica, mi hijo y yo somos ciudadanos americanos. Vivimos en Miami, yo trabajo en una entidad sin ánimo de Lucro. Terminé unas certificaciones de Microsoft el año pasado y continúo luchando por un mejor futuro para nosotros. Mi hija mayor y mi nieta que estaban en Colombia ahora viven con nosotros, ellas están en camino a la ciudadanía dentro de unos años, llegaron a ser apoyo y compañía para nosotros, salimos casi siempre todos a cualquier lugar cerca o lejos, nos encanta viajar.

Háblanos de tu hijo, su edad y su grado?  Él ha sido mi ángel guardián, lo que vivimos fue para él una experiencia de la cual aprendimos montones, es un excelente adolescente, muy inteligente, buen estudiante, educado y respetuoso. Está en 9 grado tomando clases avanzadas, tiene ahora 14 años, es un excelente arquero de un equipo de futbol que viaja y participa en torneos dentro de la Florida.

Que te inspira a seguir adelante con tu hijo? Creo que el deseo continuo de superarme y salir adelante con mi hijo me inspira a seguir adelante, quiero que él continúe sus estudios en este país y que se desarrolle como un buen profesional al igual que yo.

Anuncios