Child.

La hipotermia se define como una baja en la temperatura corporal de 95°F o menos. Cuando eso ocurre, el cuerpo tirita, se pierde la coordinación del movimiento, la mente se confunde, le sigue la pérdida de conocimiento y ultimadamente muerte si la persona no es rescatada a tiempo. Aunque en el estado de la Florida no vemos estos casos de hipotermia física, ¿qué tal la hipotermia espiritual?

¿Cómo saber cuando comenzamos a sufrir de hipotermia espiritual? Comenzamos a dejar de agradecer, nuestra percepción del tiempo para Dios comienza a ser confusa, el compromiso con Dios es reemplazado por otras prioridades, comenzamos a tropezar…la temperatura de nuestra conexión con Dios baja a menos de 95°F. ¿Qué dice la palabra al respecto? En Tito 1:16 la palabras son duras: “Profesan conocer a Dios, pero con sus acciones lo niegan; son abominables, desobedientes e incapaces de hacer nada bueno.” Yo diría que es como colocarse un abrigo de algodón en tiempo de frio invernal. El algodón absorbe 27 veces su peso en agua y te lleva a la hipotermia pues roba el calor del cuerpo en un frio extremo, así que NO es el material ideal para prevenir la hipotermia. En la hipotermia espiritual, sentimos el peso de las decisiones que no son guiadas por el Espíritu Santo, aumenta el estrés que crea un mundo lleno de valores errados que afectan a los nuestros, nuestras emociones nos llevan a guiar, corregir o crear el camino hacia nuestro destino a nuestra manera.

¿Cómo prevenir la hipotermia espiritual? En el amor de Dios conservamos el calor de su bondad y misericordia. Dice 1 Juan 2:5En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamente en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él.” El Espíritu Santo de Dios nos guía y nos alerta de lo que es agradable a Dios y lo que no. Al confiar en su palabra y sus planes para nuestra vida es como tener un abrigo que mantiene el calor y previene la hipotermia espiritual. Así que cuando le hablamos y compartimos cada una de nuestras preocupaciones, necesidades y alegrías, Dios nos bendice ya que nos conoce como nosotros a Él. Según 1 Corintios 12:8 A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento.”  Vivir en el conocimiento y amor de Dios es como tener un abrigo de forro polar por dentro y contravientos por fuera para evitar la hipotermia espiritual.

La pregunta es, ¿Cuál abrigo usas para prevenir la hipotermia espiritual?

Anuncios